Cómo presentarse en una entrevista de trabajo

Prepararse para una entrevista de trabajo es un paso importante para conseguir el empleo de tus sueños. Tienes que hacerte ver lo más atractivo posible. No sólo es importante tener una apariencia atractiva, sino también lógica, honesta y profesional. Seguir algunos consejos básicos para las entrevistas puede ayudarte a estar en igualdad de condiciones cuando llegue el momento de esa importante entrevista de trabajo. He aquí algunos consejos útiles.

Primera impresión – Aprenda a dar una primera impresión que perdure. Las buenas entrevistas de trabajo comienzan con una buena primera impresión. Aprenda a sonreír, a caminar despacio y a utilizar señales no verbales. La presentación es clave y una buena postura, el contacto visual y un lenguaje corporal relajado contribuyen a una primera impresión satisfactoria.

Autopresentación – Haga una autopresentación inteligente y bien planificada que obtenga los mejores resultados. Una buena primera impresión comienza con una buena autopresentación. Establezca contacto visual, sonría y entable una conversación cómoda y amistosa.

Autopresentación – ¿Tienes lo que hay que tener para encajar bien en esta empresa? Si lo tienes, no dudes en decírselo a los reclutadores. No intentes hacer una elaborada autopresentación. Diles simplemente que estás entusiasmado con la entrevista de trabajo y que quieres saber más sobre la organización. Practica tu autopresentación y memoriza lo que quieres decir.

Sin palabras – Una de las herramientas más importantes para la preparación de una entrevista de trabajo es el lenguaje corporal. Vístete para triunfar y ten una postura segura. Así tendrás la mirada y el lenguaje corporal necesarios para el éxito.

El contacto visual también es muy importante a la hora de presentarse a un posible empleador. Mantenga un contacto visual firme y fuerte, pero relajado, y manténgalo durante al menos unos segundos. Unas cuantas respiraciones profundas también pueden ayudar a relajar tu lenguaje corporal y a que parezcas más cómodo.

Cómo presentarse
Una vez que te hayas presentado y hayas practicado tu autodebate, puedes pasar a la parte de cómo presentarte propiamente dicha del proceso de la entrevista. Es probable que lo hagas durante la fase previa a la entrevista, en la que te sientas y explicas al entrevistador por qué serías perfecto para el puesto. Explica las habilidades que has aprendido y lo que te hace tan bueno para el puesto. Déle ejemplos concretos de cómo ha contribuido a la empresa.

Un buen ejemplo de cómo presentarse es algo así «Estoy muy ilusionado con esta nueva oportunidad. Siempre me ha gustado ayudar a la gente. Me apasiona ayudar a los demás a tener éxito. Mi sueño es convertirme en un líder de éxito en la industria de la salud». Estas afirmaciones son muy generales, pero lo que quieres es demostrar a tu entrevistador que te ves liderando la empresa hacia el éxito. Cuando lo consiga, su entrevista será una experiencia positiva en todos los sentidos.

  • Compartir esta entrada